Espanhol - Tradução 22/2015 - "Dilma Rousseff enfrentará un proceso de destitución"
Adinoél Sebastião

Espanhol – Tradução 22/2015 – “Dilma Rousseff enfrentará un proceso de destitución”

Olá a todos,

Segue notícia atual para treinamento de leitura e tradução.
Abraços.

Prof. Adinoél Sebastião
Cursos de Espanhol do Estratégia Concursos

—–

TEXTO
Dilma Rousseff enfrentará un proceso de destitución
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff se enfrentará a un proceso de
destitución. El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha,
anunció este miércoles, de improviso, ante un grupo de periodistas, que ha
decidido aceptar una de las 28 peticiones de impeachment presentadas este
año contra Rousseff, reelegida en octubre de 2014 e inmersa en una crisis
política y económica que ha ensombrecido su Gobierno durante todo el año.
La solicitud para destituir a Rousseff acusa a la presidenta de haber
realizado maniobras fiscales irregulares para ajustar las cuentas de su
Gobierno en 2015. Una hora después del anuncio, Rousseff compareció de
gesto serio en la televisión para asegurar que las acusaciones son
“inconsistentes”, pidió “tranquilidad y confianza en las instituciones” y
añadió que está convencida de que el proceso será archivado. “He recibido
con indignación la decisión del presidente de la Cámara de Diputados contra
un mandato democráticamente conferido por el pueblo brasileño”, declaró.

Ahora comienza un largo proceso que puede acabar con la salida del poder
de la líder del Partido de los Trabajadores (PT). A partir de este momento,
una comisión formada por diputados de todos los partidos analizará la
petición de destitución y la presidenta tendrá que responder a las
acusaciones. Los miembros de la comisión harán un informe a favor o en
contra del impeachment, que, para salir adelante, deberá contar con el
apoyo de dos tercios de los 513 parlamentarios. El Senado tendrá la última
palabra: 54 de los 81 senadores deben apoyar la salida de Rousseff. En
caso de destitución, el vicepresidente Michel Temer asumirá el cargo.

“No lo hago por motivación política”, aseguró Eduardo Cunha ante la prensa
este miércoles, cuando hizo pública su decisión. Horas antes, sin embargo,
el todopoderoso líder de la Cámara (del Partido do Movimento Democrático
Brasileiro, PMDB), había recibido un varapalo del partido en el Gobierno, su
exaliado. Los miembros de la Comisión de Ética, compuesta por 20
parlamentarios de varias ideologías, tenían ese día que dilucidar si
aprobaban desencadenar un proceso parlamentario para reprobar —y
destituir— a Cunha. El ultraconservador está envuelto en el escándalo
Petrobras y es dueño de unas cuentas sospechosas y millonarias en Suiza,
que todo apunta a que han sido alimentadas gracias a sobornos. Su
descrédito es completo, ya que aseguró solemnemente hace meses, ante
otra comisión parlamentaria y antes de que las pruebas saltaran
obscenamente a todos los telediarios de Brasil, que no tenía ninguna cuenta
en el extranjero.

Mucho del meteórico discurso de Rousseff (menos de cinco minutos, de
gesto serio) consistió en un ataque personal contra Cunha. De hecho, en
un momento aseguró: “No tengo cuentas en el exterior. No he cometido
ningún acto ilícito, y no existe ninguna sospecha de desvío de fondos
públicos”.

Pero el poder de Eduardo Cunha todavía es enorme: aglutina en torno suyo
a un grupo grande de diputados evangélicos, como él, y parlamentarios
aliados. En los últimos días maniobró entre bastidores, como solo él sabe
hacer, dejando claro que si los tres diputados del PT de la Comisión de Ética
(cuyos votos eran decisivos) votaban a favor de la reprobación, él pondría
en marcha el impeachment. Y así ha sido. Este miércoles, finalmente, la
comisión fue pospuesta hasta el día 8 de diciembre. Pero los tres diputados
adelantaron que votarán en contra de Cunha. Pocas horas después, él
anunció su decisión. Dijo que espera que, con esta medida, Brasil “pueda
superar crisis políticas y económicas” que atraviesa. “No quise ocupar la
presidencia de la Cámara para ser el protagonista de un proceso de
impeachment”, subrayó.

La semana ya había empezado mal para el Gobierno. El día anterior, el
Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) hizo públicos los
sombríos resultados económicos de Brasil—4,5% de retroceso en el último
año, con todos los sectores comprometidos— y la atención del país, en vez
de mirar hacia los números y las previsiones, se dirigió hacia el Congreso,
en Brasilia, y a Cunha. Todo un síntoma de cómo esta crisis, cada vez más
profunda, de la que no se ve el final y que repercute automáticamente en
el bolsillo de cada brasileño, tiene buena parte de su origen —y
posiblemente de su solución— en la política.

La crisis política que se ha apoderado de Brasil —más las continuas y casi
diarias revelaciones de diputados, banqueros y empresarios corruptos—
repercute automáticamente en la ya de por sí moribunda economía. El clima
de incertidumbre, tanto en el exterior como dentro del país, se apodera de
todas las instituciones. Los inversores, ante la visión de un Gobierno
sangrante en manos de un presidente del Congreso impredecible y acusado
de corrupción, huyen espantados hacia otro país menos explosivo. El
ministro de Economía, el liberal ortodoxo Joaquim Levy, lleva meses
tratando de que el Congreso apruebe las a su juicio necesarias medidas de
austeridad y enfrentándose a la facción más dura del PT, que se opone a
ello. Mientras, el paro sube y el consumo se desploma. Ahora, Cunha tiene
hasta el martes para tratar de escapar de la reprobación y, posiblemente,
de la cárcel. El señuelo del impeachment puede ahogar aún más al país en
la incertidumbre y el desgobierno. Un diputado del PT lo describió este
miércoles: “Cunha tiene una metralleta política en las manos”.
(Fonte: El País – Américas – 02/12/2015)

—–

TRADUÇÃO LIVRE
Dilma Rousseff enfrentará un proceso de destitución
Dilma Rousseff enfrentará um processo de destituição

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff se enfrentará a un proceso de
destitución. El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha,
anunció este miércoles, de improviso, ante un grupo de periodistas, que ha
decidido aceptar una de las 28 peticiones de impeachment presentadas este
año contra Rousseff, reelegida en octubre de 2014 e inmersa en una crisis
política y económica que ha ensombrecido su Gobierno durante todo el año.
La solicitud para destituir a Rousseff acusa a la presidenta de haber
realizado maniobras fiscales irregulares para ajustar las cuentas de su
Gobierno en 2015. Una hora después del anuncio, Rousseff compareció de
gesto serio en la televisión para asegurar que las acusaciones son
“inconsistentes”, pidió “tranquilidad y confianza en las instituciones” y
añadió que está convencida de que el proceso será archivado. “He recibido
con indignación la decisión del presidente de la Cámara de Diputados contra
un mandato democráticamente conferido por el pueblo brasileño”, declaró.
A presidenta do Brasil, Dilma Rousseff enfrentará um processo de
destituição. O presidente da Câmara de Deputados, Eduardo Cunha,
anunciou nesta quarta-feira, de improviso, diante de um grupo de jornalistas, que
há decidido aceitar uma das 28 petições de impeachment apresentadas este
ano contra Rousseff, reeleita em outubro de 2014 e imersa em uma crise
política e econômica que há escurecido seu Governo durante todo o ano.
A solicitação para destituir Rousseff acusa a presidenta de haver
realizado manobras fiscais irregulares para ajustar as contas de seu
Governo em 2015. Uma hora depois do anúncio, Rousseff compareceu
preocupada na televisão para assegurar que as acusações são
“inconsistentes”, pediu “tranquilidade e confiança nas instituições” e
acrescentou que está convencida de que o processo será arquivado. “Hei recebido
com indignação a decisão do presidente da Câmara de Deputados contra
um mandato democraticamente conferido pelo povo brasileiro”, declarou.

Ahora comienza un largo proceso que puede acabar con la salida del poder
de la líder del Partido de los Trabajadores (PT). A partir de este momento,
una comisión formada por diputados de todos los partidos analizará la
petición de destitución y la presidenta tendrá que responder a las
acusaciones. Los miembros de la comisión harán un informe a favor o en
contra del impeachment, que, para salir adelante, deberá contar con el
apoyo de dos tercios de los 513 parlamentarios. El Senado tendrá la última
palabra: 54 de los 81 senadores deben apoyar la salida de Rousseff. En
caso de destitución, el vicepresidente Michel Temer asumirá el cargo.
Agora começa um longo processo que pode acabar com a saída do poder
da líder do Partido dos Trabalhadores (PT). A partir deste momento,
uma comissão formada por deputados de todos os partidos analisará a
petição de destituição e a presidenta terá que responder às
acusações. Os membros da comissão farão um relatório a favor ou
contrário ao impeachment, que, para seguir adiante, deverá contar com o
apoio de dois terços dos 513 parlamentares. O Senado terá a última
palavra: 54 dos 81 senadores devem apoiar a saída de Rousseff. Em
caso de destituição, o vice-presidente Michel Temer assumirá o cargo.

“No lo hago por motivación política”, aseguró Eduardo Cunha ante la prensa
este miércoles, cuando hizo pública su decisión. Horas antes, sin embargo,
el todopoderoso líder de la Cámara (del Partido do Movimento Democrático
Brasileiro, PMDB), había recibido un varapalo del partido en el Gobierno, su
exaliado. Los miembros de la Comisión de Ética, compuesta por 20
parlamentarios de varias ideologías, tenían ese día que dilucidar si
aprobaban desencadenar un proceso parlamentario para reprobar —y
destituir— a Cunha. El ultraconservador está envuelto en el escándalo
Petrobras y es dueño de unas cuentas sospechosas y millonarias en Suiza,
que todo apunta a que han sido alimentadas gracias a sobornos. Su
descrédito es completo, ya que aseguró solemnemente hace meses, ante
otra comisión parlamentaria y antes de que las pruebas saltaran
obscenamente a todos los telediarios de Brasil, que no tenía ninguna cuenta
en el extranjero.
“Não o faço por motivação política”, assegurou Eduardo Cunha diante da imprensa
nesta quarta-feira, quando fez pública sua decisão. Horas antes, entretanto,
o todo poderoso líder da Câmara (do Partido do Movimento Democrático
Brasileiro, PMDB), havia recebido uma crítica dura do partido no Governo, seu
ex-aliado. Os membros da Comissão de Ética, composto por 20
parlamentares de várias ideologias, tinham nesse dia que esclarecer se
aprovavam desencadear um processo parlamentar para reprovar –e
destituir– Cunha. O ultraconservador está envolvido no escândalo
Petrobras e é dono de algumas contas suspeitas e milionárias na Suíça,
que tudo aponta para que hão sido alimentadas graças a subornos. Seu
descrédito é completo, já que assegurou solenemente há meses, diante
de outra comissão parlamentar e antes de que as provas saltassem
obscenamente para todos os telejornais do Brasil, que não tinha nenhuma conta
no exterior.

Mucho del meteórico discurso de Rousseff (menos de cinco minutos, de
gesto serio) consistió en un ataque personal contra Cunha. De hecho, en
un momento aseguró: “No tengo cuentas en el exterior. No he cometido
ningún acto ilícito, y no existe ninguna sospecha de desvío de fondos
públicos”.
Muito do meteórico discurso de Rousseff (menos de cinco minutos, de
preocupação) consistiu em um ataque pessoal contra Cunha. De fato, em
um momento assegurou: “Não tenho contas no exterior. Não hei cometido
nenhum ato ilícito, e não existe nenhuma suspeita de desvio de fundos públicos”.

Pero el poder de Eduardo Cunha todavía es enorme: aglutina en torno suyo
a un grupo grande de diputados evangélicos, como él, y parlamentarios
aliados. En los últimos días maniobró entre bastidores, como solo él sabe
hacer, dejando claro que si los tres diputados del PT de la Comisión de Ética
(cuyos votos eran decisivos) votaban a favor de la reprobación, él pondría
en marcha el impeachment. Y así ha sido. Este miércoles, finalmente, la
comisión fue pospuesta hasta el día 8 de diciembre. Pero los tres diputados
adelantaron que votarán en contra de Cunha. Pocas horas después, él
anunció su decisión. Dijo que espera que, con esta medida, Brasil “pueda
superar crisis políticas y económicas” que atraviesa. “No quise ocupar la
presidencia de la Cámara para ser el protagonista de un proceso de
impeachment”, subrayó.
Porém o poder de Eduardo Cunha ainda é enorme: aglutina em torno de si
um grupo grande de deputados evangélicos, como ele, e parlamentares
aliados. Nos últimos dias manobrou nos bastidores, como somente ele sabe
fazer, deixando claro que se os três deputados do PT da Comissão de Ética
(cujos votos era decisivos) votassem a favor da reprovação, ele colocaria
em andamento o impeachment. E assim há sido. Nesta quarta-feira, finalmente, a
comissão foi prorrogada até o dia 8 de dezembro. Porém os três deputados
adiantaram que votarão contra Cunha. Poucas horas depois, ele
anunciou sua decisão. Disse que espera que, com esta medida, o Brasil “possa
superar crises políticas e econômicas” que atravessa. “Não quis ocupar a
presidência da Câmara para ser o protagonista de um processo de
impeachment”, destacou.

La semana ya había empezado mal para el Gobierno. El día anterior, el
Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) hizo públicos los
sombríos resultados económicos de Brasil—4,5% de retroceso en el último
año, con todos los sectores comprometidos— y la atención del país, en vez
de mirar hacia los números y las previsiones, se dirigió hacia el Congreso,
en Brasilia, y a Cunha. Todo un síntoma de cómo esta crisis, cada vez más
profunda, de la que no se ve el final y que repercute automáticamente en
el bolsillo de cada brasileño, tiene buena parte de su origen —y
posiblemente de su solución— en la política.
A semana já havia começado mal para o Governo. No dia anterior, o
Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística (IBGE) tornou público os
sombrios resultados econômicos do Brasil –4,5% de retrocesso no último
ano, com todos os setores comprometidos– e a atenção do país, em vez
de olhar para os números e para as previsões, dirigiu-se para o Governo,
em Brasília, e para Cunha. Tudo um sintoma de como esta crise, cada vez mais
profunda, da qual não se vê o final e que repercute automaticamente no
bolso de cada brasileiro, tem boa parte de sua origem –e
possivelmente de sua solução– na política.

La crisis política que se ha apoderado de Brasil —más las continuas y casi
diarias revelaciones de diputados, banqueros y empresarios corruptos—
repercute automáticamente en la ya de por sí moribunda economía. El clima
de incertidumbre, tanto en el exterior como dentro del país, se apodera de
todas las instituciones. Los inversores, ante la visión de un Gobierno
sangrante en manos de un presidente del Congreso impredecible y acusado
de corrupción, huyen espantados hacia otro país menos explosivo. El
ministro de Economía, el liberal ortodoxo Joaquim Levy, lleva meses
tratando de que el Congreso apruebe las a su juicio necesarias medidas de
austeridad y enfrentándose a la facción más dura del PT, que se opone a
ello. Mientras, el paro sube y el consumo se desploma. Ahora, Cunha tiene
hasta el martes para tratar de escapar de la reprobación y, posiblemente,
de la cárcel. El señuelo del impeachment puede ahogar aún más al país en
la incertidumbre y el desgobierno. Un diputado del PT lo describió este
miércoles: “Cunha tiene una metralleta política en las manos”.
A crise política que se há apoderado do Brasil –mais as contínuas e quase
diárias revelações de deputados, banqueiros e empresários corruptos–
repercute automaticamente na já moribunda economia. O clima
de incerteza, tanto no exterior como dentro do país, apodera-se de
todas as instituições. Os investidores, diante da visão de um Governo
sangrando nas mãos de um presidente do Congresso imprevisível e acusado
de corrupção, fogem espantados para outro país menos explosivo. O
ministro da Economia, o liberal ortodoxo Joaquim Levy, leva meses
tratando de que o Congresso aprove as, a seu juízo, necessárias medidas de
austeridade e enfrentando a facção mais dura do PT, que se opõe a
ele. Enquanto isso, o desemprego sobe e o consumo diminui. Agora, Cunha tem
até a terça-feira para tratar de escapar da reprovação e, possivelmente,
da prisão. O anúncio do impeachment pode afogar ainda mais o país
na incerteza e no desgoverno. Um deputado do PT descreveu nesta
quarta-feira: “Cunha tem uma metralhadora política nas mãos”.

Compartilhe:

Adinoél Sebastião

Adinoél Sebastião

Inglês, Espanhol

Meu nome é ADINOÉL SEBASTIÃO. Sou formado em Ciências Contábeis pela Fundação Faculdade de Ciências Econômicas de Apucarana-PR (FECEA). Sou Auditor-Fiscal do Trabalho (AFT). Estou lotado em Porto Velho – Rondônia e em exercício na Secretaria de Inspeção do Trabalho em Brasília-DF. Fui aprovado no concurso de AFT-2013. Esse concurso, segundo o CESPE, teve 48.035. Fui Analista Tributário da Receita Federal (ATRFB) por mais de 22 anos (1991 a 2013). Sou autor do site “www.adinoel.com” e sou colaborador com traduções livres de Inglês e de Espanhol em alguns sites de concursos. Já atuei como professor e tutor online da ESAF (aulas de informática, palestras, funcionamento do CAC, etc). Elaborei/elaboro aulas de Espanhol, Inglês e Português para concursos. Possuo vários cursos de formação pessoal, entre eles destaco: curso de Espanhol no Instituto Cervantes da Espanha; curso de Inglês nas escolas FISK; curso online "Mejores Prácticas en la Administración Tributaria, Ed. 9", do Instituto de Estudios Fiscales e da Fundación CEDDET da Espanha.  

Veja os comentários:
Deixe seu comentário:

Deixe seu comentário:

Artigos Relacionados

Cadastre-se para receber novidades e ofertas especiais sobre cursos.

Vídeos Relacionados
Depoimentos dos Aprovados

Cadastre-se para receber novidades e ofertas especiais sobre cursos.